Historias y Memorias de un Cazaautógrafos

martes, 28 de septiembre de 2010

King Kenny y los Snickers




Son las cosas del destino. Si no me hubieran sobrado unos peniques, jamás habría conocido a Kenny Daglish. Todo es sencillo. Situemonos. Aeropuerto John Lennon de Liverpool. “Gracias” a un retraso de una compañía tan nefasta como es Easyjet, nos dirigimos a una de las tiendas que hay en la zona comercial colindante a las puertas de embarque. Con las pocas monedas sobrantes del fin de semana me dirigí en busca de algo dulce que alegrara el viaje de 2 horas hacia la capital de España. Así que allí estaba, pagando una chocolatina cuando me di la vuelta y vi que detrás de mí estaba una leyenda del Liverpool. Quizás la mayor de todas. Kenny Daglish. Trás romper el hielo con un “King Kenny? I´m a Liverpool spanish supporter from Madrid. Pleased to meet you”, él me contestó, con un castellano mucho mejor que el utilizado por Michael Robinson después de años de residencia en nuestra península, preguntándome “¿Cómo estás?”. Comprobada su afabilidad hubiese sido un error dejar pasar la oportunidad de fotografiarme en su compañía. Se lo pedí y accedió aunque indicándome que tenía prisa (seguramente salía rumbo a Berlín ya que unos instantes antes habían dado el último aviso para los pasajeros que volaban con ese destino). Fue, sin duda, una coincidencia tan grande como la categoría del personaje.


3 comentarios:

Juan LFC dijo...

Parece que estáis en la cocina de un restaurante...

Jorge-George Olmos dijo...

Ojo que si te fijas parece que en el lado izquierdo de la foto con imaginación parece la pescaderia de un mercado,jajaja

Lato dijo...

cabron con suerte... ya me estas preparando un informe detallado del viaje para contarmelo en el proximo partido